fbpx

Postales de invierno de la ciudad

Llegaría el invierno con ola polar y pastos quemados de helada. Ese invierno que tal vez por extrañarlo cada año aseguramos que será corto o no ha de durar nada. Ese pampero que siempre añoro o que nunca me resulta suficiente… No soy el único, muchos rosarinos compartimos ese anhelo del pampero que venga a secar la humedad omnipresente de la ciudad y a pintar de azul profundo el cielo del llano.

Para algunos no ha hecho todo el frío que esperaban aún y no faltan fanáticos que piden nieve… recuerdo una sola nevada en la ciudad allá por la década del ’70, yo era un niño y las imágenes son difusas y confusas… , para otros, como una señora mayor con quien he conversado, es mucho el frío de cualquier invierno y deben ver la vida detrás de las ventanas…

Entre garúas, lloviznas y hasta tormentas se han alternado jornadas plenas de sol donde las aves aprovechan a desplegar sus hermosos vuelos Una pareja de teros toma sol en una mañana de domingo.

Los inviernos no son tan crudos en Rosario, aunque algunas veces cuando frío y con vientos del sudeste se han confabulado calan los huesos. Sin embargo y por lo general, invierno es la estación más benigna del año, sin inundaciones, sin tormentas severas ni eléctricas, sin nevadas, sólo en algunas ocasiones alguna garúa persistente, alguna llovizna o lluvia que no dura demasiado y detrás el pampero limpiando todo para entregarnos hermosos días soleados y cielos profundos y límpidos…

Estas son algunas postales de los pocos días que van de este invierno de 2015 en la ciudad.

Compartí ahora!