fbpx

Domingo en la mañana

El silencio de la mañana de domingo en las calles vacías. Esos espacios siempre atestados de autos, voces y personas, libres de todo y de todos…

Cuando uno es malo trasnochando y bueno madrugando descubre estos momentos, estos espacios únicos, los bosques urbanos de cada calle, las aves despertando alegres, las hormigas siempre trabajando diligentemente, y el sonido de la brisa del norte sacudiendo las hojas amarillas del otoño para que un futuro haya lugar para el renacimiento verde…

Un viejo en bicicleta tal vez camino a la panadería esa de calle Génova que tan ricas exquisiteces vende, alguno que otro yendo a buscar el diario… y el alba que ya resplandece…

Es una hermosa mañana en Rosario, y mientras espero a los maratonistas para retratar su sana osadía… disfrutar de esta calma, esta paz, en estas calles desiertas, contrario a lo que opinan quienes necesitan de la noche y el bullicio para entretenerse, me sumerjo en la percepción de cada cosa, de cada ser viviente que en al trajín cotidiano, quedan ocultos tras los ruidos de nuestra forma de vivir tan indiferente…

Compartí ahora!